Herraduras


Hoy no voy a restaurar nada, sólo quería enseñaros éstas dos piezas.


Son un par de herraduras de caballo que habían enterradas en el huerto de la casa del pueblo.
Cuando yo era pequeña ya las desenterramos una vez cuando estábamos haciendo la instalación de las luces del huerto, pero cuando acabamos las volvimos a enterrar. Hace un par de años cuándo se excavó un poco para hacer la piscina volvieron a salir.

Y aquí las tengo, pendientes de una limpieza y consolidación, no se les puede hacer mucho porque están muy dañadas, tienen mas de 100 años las pobres.


Como habéis visto en las fotos están muy delicadas, se les desprenden trocitos de metal. Llevará mucha faena dejarlas bonitas.
Cuándo lo haga, os las mostraré, al igual que los pasos que siga para limpiarlas.

*Irene*


Suscríbete a nuestra newsletter!

* indicates required



CONVERSATION

4 comentarios:

  1. Se ven muy oxidadas las pobres, espero ver el resultado de tu restauración!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están las pobres bastante mla, sólo con mirarlas se les caen pedacitos...Cuándo tenga un poco de itempo las restauraré y os mostraré el resultado.
      Besitos!

      Eliminar
  2. Tantas herraduras enteradas deba dar mucha suerte.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, valla, las herraduras dan mucha suerte, espero que sigan dándola aunque no estén bajo tierra ya.
      Besitos!

      Eliminar

Gracias por tus palabras, cada comentario me ayuda a continuar :)