Restaurando un reloj de cuerda


Este verano me lo estoy tomando con calma y estoy disfrutando del tiempo libre. Intento estar poco tiempo delante del ordenador y más tiempo en la piscina y disfrutando de estar en casa sin prisas, sin "nada" que hacer.

Una de las cosas que he hecho ha sido restaurar un pequeño reloj de cuerda de la marca ORIS. No tenía muchos problemas, barniz desgastado y algunas zonas con corrosión.


Los pasos para dejarlo brillante como el primer día han sido pocos, simples y rápidos.

Primero retirar el barniz que quedaba junto a la suciedad que se había acumulado, para esto utilicé algodón empapado con disolvente.
Para el óxido y sacarle un poco de brillo al latón se utilizó Carbonato Cálcico, es un polvo que se aplica con un algodón un poco húmedo y crea una pastita que rasca un poco el metal y le da brillo. Evitamos que el óxido siga avanzando con una brocha aplicando Benzotriazol, lo dejamos unos minutos que actúe y con un trapo húmedo retiramos el producto. Finalmente para proteger el metal un poco de cera para metales.



*Irene*




Suscríbete a nuestra newsletter!

* indicates required



CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras, cada comentario me ayuda a continuar :)