Restaurando un galán de noche


Seguimos recuperando viejas entrada y hoy le toca el turno al galán de noche que encontré en la basura hará ya más de un año.

Estaba todo llenito de polvo, con las patas despegadas, el barniz en mal estado, por lo que después de tenerlo almacenado bastante tiempo finalmente me decidí a ponerle las manos encima. Primero pensé en restaurarlo sin más, retirar el barniz, solucionar los problemillas de las patas, tapar agujeros, volver a barnizar y listo! Pero al final quise darle un poco de color.



Lo primero fue acabar de soltarle las patas, estaban cogidas con un par de tornillos. También le desmonté el brazo que iba con una bisagra. Con disolvente, algodón y una lija de grano fino quitamos el barniz y las imperfecciones de la pieza.



Con la misma pintura que utilicé para la pared de la entrada pinté el mueble. Después de un par de manos de pintura le di dos más de barniz satinado.


Y desde ese momento lo tengo en mi dormitorio soportando el peso de la ropa que voy dejando encima de él cada día :)



*Irene*


Suscríbete a nuestra newsletter!

* indicates required



CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras, cada comentario me ayuda a continuar :)