Viajando a Cartagena I


Este año en vacaciones hemos hecho un pequeño viaje en familia. Queríamos ir a algún sitio cerquita ya que solo eran 3 días los que coincidíamos los 6. Después de ver varios lugares decidimos irnos hacia el sur, a ver Cartagena.

Salimos el Viernes por de buena mañana y hicimos una pequeña parada en Elche donde pasamos la mañana visitando el Huerto del cura y el Museo de Arqueología( todo esto lo veremos en un post aparte).

Llegamos a Cartagena después de comer y esperamos a que dejara de hacer tanto calor. Por la tarde salimos hacia nuestra primera visita pero al pasar por el museo militar decidimos entrar. Los orígenes del edificio se remontan a la segunda mitad siglo XVIII. La gran cantidad de artillería que se instaló en la Plaza de Cartagena exigía instalaciones que pudieran hacer frente a las necesidades surgidas y durante el reinado de Carlos III, dieron comienzo sus obras finalizadas en 1786. El edificio fue también centro neurálgico durante el Trienio Liberal y la sublevación de Espartero. Durante la Guerra Cantonal, fue alcanzado por una granada procedente de una batería isabelina que sitiaba la ciudad. El proyectil, que no hizo explosión, se aloja aún en la fachada este del primer piso. En 1939, el edificio se convirtió de nuevo en un baluarte de resistencia para los sublevados.



Después fuimos a ver la Muralla Púnica y dar un paseo por el casco antiguo de la ciudad. La muralla tuvo que ser construida tras la fundación de Qart-Hadast por Asdrúbal y, al parecer, reutilizada por los romanos en un primer momento de ocupación para después ser abandonada. Durante las excavaciones de la muralla es hallada una cripta funeraria perteneciente a la ermita de San José, se conseva parte de la decoración pictórica de las tumbas.


El segundo día por la mañana La casa de la fortuna y el Augusteum, uno muy cerquita del otro. La casa de la fortuna es una vivienda de época romana (finales del siglo I a.C.), se situaba en una zona residencial y céntrica de Carthago Nova ocupando una extensión superior a los 200 m². Se trata de una domus perteneciente a una familia adinerada, con acceso desde dos calles distintas. En uno de sus pasillos se halló la inscripción “Fortuna Propitia” que da nombre a esta excavación.

El Augusteum era la sede donde rendían culto al emperador Augusto, data de la segunda mitad del siglo I d.C. estando en funcionamiento hasta el siglo III cuando es amortizado y abandonado.

Detalle fresco en Casa de la fortuna

Augusteum

Qué te está pareciendo el viaje? La próxima semana publico la segunda parte con lo que hicimos esa tarde de sábado y el domingo completo.

*Irene*

CONVERSATION

2 comentarios:

Gracias por tus palabras, cada comentario me ayuda a continuar :)